0

11 de Julio: Pensar en Otros

Palabra:

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. 2 Corintios 1:3-5

Estamos rodeados de personas necesitadas, y, a veces, debemos dejar nuestros sentimientos de lado y ocuparnos de ellas. Una manera de hacerlo es recordar cómo nos consoló el Señor «para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación» (2 Corintios 1:4). Es fácil olvidar que alguien cercano puede necesitar una oración, una palabra de consuelo, un abrazo o una muestra de misericordia en el nombre de Jesús.

No dejes de ver:  27 de Julio: Oración de la Mañana

Oración:

Señor, ayúdame a ver las necesidades y transmitir el consuelo que recibí de ti, siendo ejemplo y testimonio de las grandiosas bendiciones que reciben todos aquellos que te siguen con fidelidad. En El Nombre de Jesús, Amén.

admin

Deja un comentario