0

31 de Julio: Calma La Tormenta



*

Palabra:

Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza (Marcos 4:39)

Las dificultades, muchas veces impiden que seamos conscientes de que el poder de Dios, lo puede todo. La realidad es una: ningún problema es mayor a la gracia de Dios.

En las escrituras de hoy,  la única herramienta disponible para los discípulos en esa apremiante situación, era su confianza en Jesús. Ante una feroz tormenta, su única salida era confiar, y la respuesta fue una: Jesús respondió levantándose y aplacando en el poder del Señor la tormenta.

No dejes de ver:  02 de Agosto: Descansar Confiado

Recuerda, todos atravesamos tormentas (enfermedades, soledad, problemas financieros, enemistades), y El Señor a veces las permite, Sin embargo, como lo dicta su palabra, Él prometió no abandonarnos nunca (Hebreos 13:5)  y por ello, nos mantendrá calmos ante cualquier tormenta.

Oración:

Señor, oro por aquellos que se encuentran hoy en  medio de una gran tormenta. Está presente en ellos, confórtalos y guíalos por el camino correcto. Confío en tu cuidado para que también me acompañes en mis propias tormentas. En El Nombre de Jesús, Amen

admin

Deja un comentario